MENU

flyer1 definitivo

Eres un inversor (aunque no lo sepas)

Irene Safer   •   Uncategorized   •   abril 12, 2017

Podemos definir el término invertir como gastar un recurso finito para obtener un beneficio en el futuro. Por ejemplo, puedes invertir 100.000 euros en comprar una casa con la esperanza de que suba de precio y dentro de 10 años puedas venderla por más de lo que te costó.

Pero no sólo se puede invertir el dinero. También se pueden invertir otros recursos y, aunque quizá no te hayas dado cuenta, hay un recurso muy importante que llevas invirtiendo toda tu vida: tu tiempo.

Cada día la vida nos regala 24 horas que podemos invertir en lo que queramos y tú eres la única persona que decide en qué invertir el tiempo (aunque no lo creas). Todas nuestras acciones son, por lo tanto, una inversión. Cuando vamos a trabajar realmente estamos invirtiendo tiempo para conseguir dinero y cuando vamos a la playa a tomar el sol estamos invirtiendo tiempo para conseguir placer o belleza.

Algunas de estas inversiones apenas generan beneficios, como invertir el tiempo en ver un capítulo de The Walking Dead o curiosear el Facebook. Son inversiones que te mantienen entretenido durante un rato, pero que no generan nada de valor. Al día siguiente, esa hora es como si nunca hubiese existido. Son inversiones a fondo perdido.

Sin embargo, hay otro tipo de inversiones que generan riqueza y reportan intereses durante varios años. Estas inversiones rentables se dividen en tres categorías:

*Invertir en ti mismo. Esta categoría incluye todas las acciones que te cambian de manera positiva y permanente. Mejorar tu autoestima, aprender buenas porturas corporales… son formas de invertir tú tiempo cuyos resultados podrás disfrutar durante el resto de tu vida.

*Invertir en otros. Esta categoría incluye todas las acciones cuyo objetivo es ayudar a otras personas.

*Invertir en algo valioso. Esta categoría incluye todas las acciones que tienen como objetivo el crear algo capaz de generar valor por sí mismo. Russell Kirsch invirtió su tiempo en crear el primer ordenador programable, que más adelante permitió a otras personas crear los portátiles con los que hoy accedemos a Internet.

Cada una de estas tres categorías es muy importante por sí misma y daría perfectamente para escribir un artículo. Sin embargo, hoy me quiero centrar en la primera categoría: INVERTIR EN TÍ MISMO.

POR QUÉ DEBERÍAS INVERTIR EN TÍ MISMO

Eres el activo más importante que tienes y trabajar en uno mismo debería ser la prioridad de cualquier persona. Quiero que te quede bien claro, así que te lo voy a repetir: eres el activo más importante que tienes. A diferencia de un coche, que se puede cambiar por otro en cualquier momento, tú vas a seguir siendo tú hasta el final de tus días. No puedes venderte ni cambiarte por otro tú, pero lo que sí puedes hacer es mejorarte día a día.

Vivimos limitados por los recursos y las vivencias que tenemos disponibles en cada momento. No es suficiente estar en el lugar adecuado en el momento oportuno, sino que tienes que ser la persona correcta en el lugar adecuado en el momento oportuno.

La vida funciona así. Es como un gran castillo lleno de puertas con cerraduras. Si quieres explorar todo el castillo necesitas conseguir las llaves adecuadas, pero no todas las llaves son igual de fáciles de encontrar. A mucha gente le da pereza buscar las llaves y se pasa toda su vida en el salón del castillo al calor de la chimenea. No son conscientes de que se están perdiendo el olor de las flores del jardín y las maravillosas vistas que hay desde la torre más alta.

Lo que hagas ahora determinará las opciones que tendrás disponibles en el futuro. Por eso, si de verdad quieres vivir al máximo, si de verdad quieres sacarle el máximo partido a la vida, nunca debes dejar de invertir en ti mismo.

Cuatro áreas fundamentales

A estas alturas, espero que estés convencido de la importancia de invertir en ti mismo y mejorar un poquito cada día. El objetivo es que dentro de un año no sólo seas un año más viejo, sino también un año mejor.

*Estas son cuatro áreas fundamentales en las que te recomiendo invertir:

En aprender algo nuevo y/o algo que te guste (la vida no son solo obligaciones o los famosos “tengo que”, sal de la rutina y encontrarás motivación), habilidades sociales (durante toda tu vida vas a tener que interaccionar con otras personas, pero algunos aspectos muy importantes de tu vida, como tu pareja o tu trabajo, van a depender directamente de cómo resulten esas interacciones, merece la pena que inviertas en saber cómo comunicarte con los demás si tienes algunas dificultades), libros (son fantásticos, lee libros que hablen de temas concretos que despierten tu curiosidad y aprende un poquito cada día) y, LA MÁS IMPORTANTE DE TODAS… la salud (AQUÍ ME VOY A EXPLAYAR!!!).

La salud son los cimientos de la vida. Cuando la salud falla, todo lo demás carece de importancia. El problema es que hasta que no nos ponemos malos no nos damos cuenta de lo valioso que es estar sanos, y sólo pensamos en nuestra salud cuando no nos encontramos bien. Por eso es fundamental que invirtamos en nuestra salud todos los días, ya que cuando estemos enfermos puede que sea demasiado tarde.

Pero cuando hablamos de salud, no solo nos referimos a la salud física, sino también a la salud emocional y psicológica. Podemos tener una salud envidiable o aunque sea aceptable, pero si algo falla en tu mente todo lo demás carecerá de importancia, todo lo demás empezará a fallar. Tu confianza, tu motivación, tu autoestima, tu seguridad en ti mismo son las claves para enfrentar cualquier situación y para vivir la vida disfrutando, son fundamentales para cualquier cosa que quieras conseguir.

Si pasas más tiempo cada semana mirando películas que cuidándote, escuchándote y reconociendo lo que vales, es hora de que revises tus prioridades. Invierte en salud y multiplicaras los resultados en el resto de áreas de tu vida.

Cuanto antes empieces, mejor. Invertir en ti mismo es la inversión con el mejor coste-beneficio que puedes encontrar. Es mucho mejor que comprar acciones de Apple. En concreto, tiene dos grandes ventajas respecto a otras formas de inversión:

La primera es que los beneficios de invertir en uno mismo son permanentes, no temporales. Todo lo que vivas o aprendas hoy te servirá para toda la vida. Una vez que has aprendido a montar en bicicleta, puedes montar en bicicleta siempre que quieras hasta que te mueras.

La segunda ventaja es que los beneficios obtenidos se acumulan y crecen exponencialmente, como una bola de nieve. No es 3 + 3, sino 3 x 3. Aprender a valorarte, por ejemplo, te abre una serie de puertas. Pero esas puertas a su vez te abren más puertas, que a su vez te abren más puertas.

Por eso, si quieres maximizar los beneficios, EMPIEZA A INVERTIR EN TÍ DESDE YA, deja atrás cualquier excusa. El momento es ahora.

Y tú, ¿En qué estás invirtiendo tu tiempo?

Quiero que pienses por un minuto en cómo inviertes tu tiempo cada día. ¿Estás invirtiendo lo suficiente en ti mismo? Si sigues haciendo lo mismo que estás haciendo ahora, ¿Qué opciones tendrás disponibles dentro de 5 años? ¿Qué cosa sabes que deberías hacer cada día pero no estás haciendo?

 

AQUÍ Y AHORA  te voy a dar una oportunidad, te OFREZCO  la posibilidad de empezar a invertir en ti ya.

¿Estás PREPARADO?

¿Qué me dirías si te dijese que con 4 horas aprenderías cosas que te llevarías contigo PARA SIEMPRE?

¿Y si esas cosas fuesen para mejorar y SENTIRTE MEJOR contigo mismo?

¿Y si además te ayudaran a estar más MOTIVADO y a tener más seguridad y confianza en ti?

¿Suena bien verdad?

¡NO TE PREOCUPES!

Voy a decirte de qué forma tú puedes lograrlo.

Antes…

Me gustaría contarte porque lo hago…

Te cuento que…

Si en un pasado alguien me hubiese dicho esto me hubiese hecho un grannnnnnnnn favor…

Esos momentos de tu vida en los que sientes que estás desmotivado, que algo en ti falla, que necesitas confianza…

El punto es que…

No quiero que te pierdas la posibilidad de lograr lo que deseas.

¡Y encima, puedes hacerlo antes de lo que te imaginas!

Es más, el momento es ahora.

Así que…

Prepárate para recibir las mejores armas para conseguir tu objetivo, tu confianza, tu motivación, en POCO TIEMPO.

Serás una mejor versión de ti mismo.

Esto si…

(Siempre y cuando tú lo quieras… je, je)

Ahora, sabiendo esto, vamos ya al tema que nos ocupa el día de hoy…

Tengo  para brindarte una EXCELENTE vivencia para que tú puedas sentirte más motivado, con más seguridad y confiar en ti para lograr todo lo que deseas.

Antes de comenzar a brindarte detalles…

Dime:

¿Tú sabes que sentirte motivado y bien contigo mismo puede abrirte las puertas a algo más…?

Ya puedo imaginar tu cara…

Cuando veas todo el mundo de oportunidades que puede significar para ti, llegar al punto en el que te sientes motivado y con seguridad en tu vida, y que puedes hacer cualquier cosa que te propongas.

Seguramente será algo así…

cara

Pero…

Lo importante aquí es que…

Está en tus manos decidir si te quieres empezar a sentir así.

¡Sentirte diferente a como llevas sintiéndote todo este tiempo!

Mi objetivo es que lo vivas de primera mano…

Por esto es que VOY a compartir contigo una información donde…

Te doy la oportunidad de abrir esa puerta a la motivación y a sentirte bien contigo mismo.

Es decir, a ser la mejor versión de ti.

La idea es solo poner un granito de arena… (aunque una experiencia así, puede ser una playa entera)

Para que logres lo que quieres…

 

¡Pues AHÍ VA!

Tengo para ti un TALLER VIVENCIAL en el que, junto con otras personas que están en una situación muy parecida a la tuya, podrás INTERACTUAR, empezar a ser la MEJOR VERSIÓN DE TI MISMO, aprenderás a VALORARTE más, a EMPODERARTE, a conocer tus PUNTOS FUERTES y DESHACERTE de tus debilidades, a coger confianza, a sentirte bien contigo mismo y conseguir lo que quieras.

flyer2 definitivo

 

Porque cuando tú estás bien contigo mismo todo cambia

¡Allí te espero!

Estamos en contacto

¿Te parece bien?

 

Un abrazo!

 

Irene Safer

 

 

 

 

 

Deja tu comentario

Su nombre:
Su email:
Su Comentario: